SALUD Se intensifica el cuidado en los centros médicos especializados en casos febriles provocados por el dengue

Se intensifica el cuidado en los centros médicos especializados en casos febriles provocados por el dengue

En conjunto, suman un total de 18 instalaciones. En estos lugares se implementan procedimientos especializados y exclusivos destinados a brindar atención a personas con posibles casos de infección, así como a aquellos ya confirmados como portadores del virus.

Debido al incremento en las consultas por posibles casos de dengue, la Ciudad ha puesto en funcionamiento Unidades Febriles en 18 centros hospitalarios públicos. Estas áreas cuentan con protocolos de atención especializados y están exclusivamente destinadas a tratar a pacientes sospechosos o confirmados de padecer dengue. Esta medida permite que las salas de emergencia puedan seguir ocupándose de sus pacientes habituales.

El procedimiento comprende cuatro etapas. En primer lugar, al llegar el paciente a la unidad de atención, se lleva a cabo su admisión, incluyendo el registro en el sistema. Posteriormente, es dirigido a una sala de espera donde médicos y enfermeros lo reciben y brindan atención. Aquí se ejecuta el examen clínico, y en caso de ser necesario, se proporciona hidratación local, ya que es crucial estar alerta ante posibles signos de deshidratación en estos casos.

Más información y ubicaciones de las Unidades Febriles

Posteriormente, se llevan a cabo análisis de laboratorio, incluyendo la obtención de muestras sanguíneas para evaluar los niveles de plaquetas y determinar el grado de gravedad. Además, en un plazo de 48 horas, se efectúa una nueva evaluación del individuo.

Iniciativas para su prevención

Ante el crecimiento de incidencias de dengue en toda la Zona Metropolitana, la Ciudad recomienda a los habitantes a fortalecer al máximo las acciones preventivas.

El Aedes Aegypti es un mosquito que suele habitar en el interior de las viviendas o en áreas próximas a estas, como jardines o patios. La clave fundamental radica en la prevención, mediante la supervisión y eliminación de los potenciales focos de reproducción

Con el fin de evitar su propagación se recomienda voltear botellas o cubos para impedir la acumulación de agua estancada. Resulta fundamental limpiar, cepillar y cambiar a diario el líquido contenido en recipientes como los desagües de los aires acondicionados, jarrones o bebederos de mascotas. Además, se aconseja sellar de manera hermética los contenedores destinados a almacenar agua, como depósitos o barriles. Para evitar que el agua se acumule en piscinas, se sugiere cubrirlas con una lona o malla antimosquitos, asegurándose de eliminar cualquier pliegue que pueda retener líquido. También es recomendable trasladar las plantas que crecen en agua a macetas con tierra o agregar arena húmeda a los portamacetas. Estas medidas son de vital importancia para reducir los posibles lugares de cría del mosquito transmisor del dengue y otras enfermedades.

En caso de presentar síntomas sospechosos, es fundamental evitar la automedicación, mantener una adecuada hidratación y buscar asistencia médica.

Aunque las acciones dirigidas a eliminar los posibles lugares de reproducción del mosquito son cruciales para prevenir su proliferación, también existen estrategias para evitar las picaduras de los mosquitos

Para impedir que los mosquitos nos piquen, se pueden aplicar diversas estrategias preventivas. Una de ellas implica colocar redes antimosquitos en las ventanas y puertas para evitar la entrada de estos insectos a los hogares, además de situar tul sobre las cunas y carritos de bebé para resguardarlos mientras descansan o salen al aire libre. También resulta crucial emplear repelentes de manera periódica, especialmente en zonas donde los mosquitos son más numerosos. Por último, se aconseja vestir prendas claras que cubran los brazos y las piernas, especialmente durante actividades al aire libre, con el fin de reducir las posibilidades de sufrir picaduras de mosquitos. Estas medidas de precaución contribuyen a disminuir el riesgo de mordeduras y la eventual transmisión de enfermedades como el dengue.

Síntomas

Los signos típicos del dengue incluyen fiebre, erupción cutánea, sensación de malestar general, dolor de cabeza, molestias en los ojos, dolores musculares, molestias en las articulaciones, fatiga extrema, náuseas y vómitos.

Ante un diagnóstico de dengue, es vital estar atento a las señales de alarma y buscar atención médica de inmediato si se presentan sangrado de encías o nariz, vómitos con sangre, presencia de sangre en las heces o la orina, dolor abdominal intenso y duradero, somnolencia excesiva, mareos o desmayos, así como una marcada sensación de inquietud o irritabilidad, o vómitos prolongados.

Es crucial evitar la automedicación, mantenerse hidratado constantemente y buscar atención médica.

Por Visión Porteña

The post Se intensifica el cuidado en los centros médicos especializados en casos febriles provocados por el dengue appeared first on Visión Porteña.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

En la Ciudad, el barbijo no es obligatorio desde este jueves 16 de junio, pero se recomienda mantener los cuidados  

Las Miliuna Porteñas

Durante la semana pasada, se registraron 428 casos de dengue y 18 casos de chikungunya en la provincia de Santa Fe.

Boedo Web

El Hospital Zubizarreta podría tener un Centro de Salud y Acción Comunitaria

Vision Porteña

CABA: Se conmemoró el Día de las Personas con Síndrome de Down

Periodismo Real

El Garrahan inicia el programa de capacitación en inmunizaciones con enfoque global

Vision Porteña

Talleres gratuitos de RCP en la Plaza Martin Fierro del barrio de  San Cristóbal.

Boedo Web