Prevención y tratamientos SALUD

mensaje por el día mundial de la lucha contra el sida bajo el lema “Igualdad Ya”

«Igualdad, ya» es el lema elegido por la Organización Mundial de la Salud para este año, aludiendo a las desigualdades que aún impiden poner fin al SIDA, en el mundo.

Para eliminar esas barreras, los gobiernos deben aumentar la disponibilidad, calidad e idoneidad de los servicios de atención, asegurar la accesibilidad al tratamiento, las pruebas diagnósticas y las acciones de prevención del VIH, reformar leyes, políticas y prácticas para abordar el estigma y la exclusión, garantizar el intercambio de tecnología para permitir un acceso igualitario a la mejor ciencia para el VIH.

¿Qué es el VIH?

El VIH es la sigla en español que significa Virus de la Inmunodeficiencia Humana (en inglés, HIV). Es un virus que ataca a las células del sistema inmunitario, encargado de protegernos de diversas enfermedades. Ese sistema de defensa se va debilitando y se vuelve incapaz de cumplir con su función de protección. Esto es lo que se denomina “inmunodeficiencia”.

Es importante saber que un diagnóstico temprano de la infección por VIH permite iniciar el tratamiento con medicación antirretroviral, y así evitar el desarrollo del SIDA.

¿Qué es el SIDA?

La sigla SIDA significa Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida y se refiere a la etapa más avanzada de esta infección causada por el VIH. Se presenta cuando ya se ha producido un importante deterioro del sistema inmune, provocando en la persona la vulnerabilidad para adquirir enfermedades que son menos comunes para el resto de la población y se denominan “enfermedades oportunistas” porque son infecciones o tumores que se desarrollan por la caída de las defensas, aprovechando la oportunidad de un sistema inmunológico deteriorado.

¿Cómo se transmite el VIH?

– Vía sexual. Mediante relaciones sexuales sin preservativo ni campo de látex, sean vaginales, anales u orales, a través de la sangre, semen, líquido preseminal y secreciones vaginales.

– Vía sanguínea. Mediante el uso compartido de instrumentos corto punzantes como agujas, jeringas, máquinas de afeitar, piercings, agujas para tatuar o para el uso de drogas endovenosas. También, por recibir transfusiones de sangre infectada con el virus del VIH que no fue debidamente controlada y testeada.

– Vía perinatal. La transmisión vertical o materno infantil es aquella que se produce de una madre infectada con el virus del VIH a su hijo/a durante el embarazo, el parto y la lactancia, cuando no se realizan los controles adecuados.

¿Cómo puede prevenirse?

El uso correcto de preservativo y/o campo de látex -siempre, desde el inicio y hasta el final- en todo tipo de relación sexual, es la medida de prevención fundamental para evitar su transmisión.

También es importante asegurarnos de no compartir elementos que puedan tener sangre de otra persona y exigir el uso de elementos esterilizados, por ejemplo, en una consulta odontológica.

En el caso de las mujeres embarazadas, es esencial saber el estado serológico para comenzar con el tratamiento previsto en estos casos, especialmente para el momento del parto.

Diagnóstico

El VIH puede no generar síntomas evidentes, por lo que realizarse una prueba de detección es la única forma de saber si una persona vive con VIH o no.

Conocer nuestro estado serológico, es decir, saber si hay VIH en nuestra sangre o no, permitirá que podamos iniciar un tratamiento a la brevedad para cuidar nuestra salud.

Desde el año 2013, la técnica del test rápido en el primer nivel de atención (centros de testeo) brinda un diagnóstico en sólo quince minutos, con unas gotas de sangre extraídas por punción digital (un pequeño pinchazo en un dedo). Debe realizarse con asesoramiento previo y posterior, brindado por personal de salud.

El “período ventana” es el tiempo que transcurre entre que el virus ingresó al cuerpo hasta que la infección puede ser detectada en un test de laboratorio. En ese lapso, los análisis pueden resultar negativos aunque la persona haya contraído el virus. Por lo tanto, es importante consultar con el equipo de salud para saber si es necesario repetir el test y cuándo.

La prueba de detección es sencilla, voluntaria y gratuita en hospitales y centros de salud públicos de todo el país.

No es necesario presentar una orden médica para realizarlo.

Asimismo, el test y el resultado son confidenciales, es decir, nadie puede contar a otra/s personas que te hiciste uno, y tampoco revelar tus resultados. Esto está protegido por la ley.

Por otro lado, el ofrecimiento a toda mujer embarazada del test diagnóstico del VIH es obligatorio, como parte del cuidado prenatal habitual. Además, los establecimientos asistenciales deberán contar con un equipo interdisciplinario para contener y asesorar a las pacientes y a su entorno familiar durante el embarazo, parto y puerperio, en caso que el test diagnóstico resultase positivo.

Tratamiento

El tratamiento con medicamentos antirretrovirales para las personas que viven con VIH es una medida de prevención secundaria que mejora la situación de salud y la calidad de vida.

Si bien no curan definitivamente, sí evitan que el virus se replique y -en consecuencia- se reduce la carga viral en sangre. Así, el sistema inmunitario puede combatir las infecciones.

Actualmente, la mayor accesibilidad a esos tratamientos ha convertido al VIH en una afección crónica manejable.

Las personas con VIH en tratamiento antirretroviral y con una carga indetectable por 6 meses, no transmiten el virus por vía sexual. “Indetectable es intransmisible”.

En nuestro país, la entrega de preservativos, el test diagnóstico y el acceso al tratamiento con antirretrovirales son completamente gratuitos, tanto si te atendés en un hospital público, como si sos afiliado/a a una obra social o si estás asociado/a a una empresa de medicina prepaga.

En la Ciudad de Buenos Aires, la Coordinación de Salud Sexual, Sida e ITS del Ministerio de Salud porteño implementa estrategias preventivas como el acceso al preservativo, mediante la distribución gratuita de los mismos y la promoción y acceso al test de VIH. De lunes a viernes de 9 a 13 atienden consultas de usuarios/as y de profesionales del sistema de salud en las líneas 4339-7976 y 4339-7728. También se puede enviar un correo electrónico a saludreproductiva@buenosaires.gob.ar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Resucitación cardiopulmonar, algo que todos debemos saber

El Adan

Por primera vez, Argentina destinó a la salud mental el 10% del presupuesto sanitario

El Post

El Hospital de Clínicas adquirirá por vez primera un resonador magnético

Vision Porteña

La Ciudad suma nuevas postas de vacunación distribuidas en distintas Comunas porteñas.

Boedo Web

El Hospital de Clínicas fue reconocido como uno de los mejores Centros de salud de Latinoamérica.

Boedo Web

Vacuna Triple Viral y Polio aplicaran una dosis adicional

Vision Porteña