150 AÑOS CELESTE SAULO CUMPLEAÑOS MEDIO AMBIENTE SERVICIO METEOROLOGICO NACIONAL

El Servicio Meteorológico Nacional celebra sus 150 años

Con la emisión de la ley para la creación de la Oficina Meteorológica Argentina en 1872, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) es el tercer organismo estatal en ser fundado a nivel mundial y, mañana martes, cumple 150 años con el desafío de recuperar su lugar entre los “pioneros” de la actividad.

En torno a la celebración de estos 150 años, Celeste Saulo, la directora del SMN, cuenta un poco de su historia: “Para la creación de lo que se llamó inicialmente Oficina Meteorológica Argentina (OMA) intervino la visión extraordinaria de Sarmiento que lo convoca al astrónomo estadounidense Benjamín Gould para crear un observatorio astronómico y él es quien advierte la necesidad de crear también un sistema articulado de toma de observaciones meteorológicas en un país tan grande”.

Saulo, que además es la vicepresidenta de la Organización Meteorológica Mundial, agregó: “Lo interesante es que nace como un organismo estatal con una ley que sanciona la creación, algo poco habitual todavía en el mundo donde eran las sociedades científicas las que hacían las mediciones”.

Este hecho histórico, cuando se sancionó la ley de creación de la OMA el 4 de octubre de 1872, dejó a Argentina como pionera en meteorología ya que en ese momento solo existían dependencias similares en Estados Unidos (1870) y Hungría (1871).

En este sentido, la directora del Servicio Meteorológico Nacional explicó: “Como país tuvimos momentos maravillosos en el campo del conocimiento y el servicio meteorológico no fue ajeno a eso, pero también tuvimos momentos nefastos que no permitieron un crecimiento sostenido. Por eso, si bien Argentina fue pionera durante mucho tiempo, no pudimos mantener ese récord”.

Así fue como el fundador y primer director de la OMN Benjamin Gould se dio a la tarea de “escribir una guía para hacer las observaciones de manera coordinada”, pero también de sistematizar la publicación anual de las observaciones.

Además, la semana pasada, Saulo había dicho durante la charla “En la conquista del tiempo” ofrecida en el C3 junto al historiador Felipe Pigna que “es sumamente valioso todo ese trabajo sostenido de muchos años que es el que nos permite hablar hoy poder hablar de cambio climático en la Argentina”.

Ese trabajo sostenido en el tiempo en las 125 estaciones meteorológicas que conforman la Red nacional, donde 50 estaciones tienen más de 100 años y 11 son además seculares, es decir que realizan mediciones de manera ininterrumpida desde su creación. Saulo explicó que “inicialmente observaban el estado del tiempo, pero aún no se hacía pronóstico: habrá que esperar hasta 1904 para establecer que la estimación de un estado futuro es un problema factible de ser abordado si uno conoce el estado inicial del sistema atmosférico y las reglas físicas que rigen su comportamiento”.

Años más tarde, durante el período de intervención militar que sobrevivió 24 años a la restauración democrática de 1983, “fue brutal el desacople” entre el conocimiento producido por las universidades y centros de investigación, y el derrotero del SMN. En la charla en el C3 Saulo explicó: “En 1966 el SMN tenía 2.000 empleados y en 2003 tenía 1.200, de los cuales sólo 37 tenían título de grado. Lo que fue pasando es que todo el personal que hacía las observaciones fue reemplazado por soldados, es la manera que encontraron para sostener esa tarea, aunque la red decayó de manera notoria”.

Fue entonces, que por decisión del entonces presidente Néstor Kirchner, el SMN volvió a tener una dirección no militar en 2007 y pasó a depender de la Secretaría de Ciencia, Tecnología y Producción del Ministerio de Defensa.

En la actualidad, desde 2018, “el pronóstico se extiende hasta siete días y permite advertir a la población de eventos severos hasta con tres días con anticipación” a lo que se suma desde 2020 la incorporación del “nuevo sistema de alerta temprana”.

Si bien en la actualidad se logró renovar la infraestructura informática con supercomputadoras, información satelital y 15 radares, para que la tarea sea aún mejor, Saulo indica que el mayor sueño por concretar es tener un satélite meteorológico argentino o latinoamericano que permita “unir a la patria grande” en la tarea de la observación satelital, “que hoy está cubierta, pero por un satélite estadounidense”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Nuevo récord de temperatura mundial: se alcanzan los 17, 18 grados promedio

Vision Porteña

La huerta, como herramienta didáctica

Vision Porteña

El Gobierno nacional implementará un Plan de Compostaje Institucional

Vision Porteña

Promoviendo la conciencia ambiental: la semana del reciclaje en la comunidad educativa

Vision Porteña

Se crearán en CABA 65 espacios verdes

Periodismo Real

CABA: La ciclovía ya tiene un total de 300 kilómetros

Periodismo Real