Noticias

La IGJ ordenò la liquidación de los bienes de Joe Lewis,  el usurpador de tierras patagónicas y la incorporación de esos bienes al Estado

La Inspección de Justicia Nacional ordeno, por detectar un accionar ilegal en la apropiación de tierras públicas, liquidar los bienes de Joe Lewis, un multimillonario inglés que ha usurpado enormes extensiones de tierras en la Patagonia, incluido el hermoso Lago Escondido.

  El empresario es dueño de la sexta fortuna más grande de Inglaterra según la revista Forbes, que lo ubica en el puesto número 574 del ránking de los más ricos del mundo, con un patrimonio neto real de 5 mil millones de dólares. Por ejemplo, a través de ENIC Group, es el propietario mayoritario del Tottenham Hotspur, uno de los clubes de fútbol más importantes de la Premier League. Además, posee empresas de inversión, hoteles, restaurantes de lujo y es accionista de Edesur, entre otros tantos activos. 

¿Cuándo adquirió tierras en la Patagonia?

Lewis adquirió las tierras durante los 90, y fue denunciado por haber comprado a un valor muy por debajo del de mercado, en 12 millones de dólares. Los “dueños” eran 12 hermanos que habían ocupado ilegalmente esas tierras que eran fiscales, por lo que, para poder llevar a cabo la venta, el municipio les dio la titularidad, en una acción claramente repudiable.

Luego de acceder a esas tierras impidió el acceso a Lago Escondido y lo tomo como parte de su propiedad, situación denunciada por  Madgalena Odarda, dirigente radical, quien obtuvo fallos a favor en 2009, 2012 y 2013, que el mega millonario ingles nunca cumplió. 

La Inspección General de Justicia (IGJ), que conduce Ricardo Nissen, es el órgano de control de las sociedades comerciales en la Argentina y en un extenso dictamen de 61 páginas, dicto la Resolución 393/2022, pidiendo la inmediata intervención judicial de la sociedad Hidden Lake, creada ficticiamente por el magnate y la liquidación de su patrimonio que consiste en la enorme propiedad que está en las inmediaciones de Bariloche y El Bolsón.

El expediente se inició en marzo pasado, tras los episodios de principios de febrero en los que un grupo de unas 20 personas reclamaban la apertura de una vía de acceso al Lago Escondido fueron interceptados, amenazados y retenidos por guardias privados armados, que respondían a Joseph Lewis.

Que dice la resolucion

La IGJ asegura que Hidden Lake es una sociedad simulada, que no tiene actividad y hace un  análisis de la documentación que presentó de sociedades offshore que se van turnando en la titularidad de las acciones. La compañía empezó con 2700 hectáreas junto al Lago Escondido, pero ahora tiene 7 mil, sin que se haya consignado la compra de esas propiedades.

La presentación judicial de la IGJ tiene dos puntos centrales: 1) el incumplimiento de las resoluciones judiciales firmes del Superior Tribunal de Río Negro y de tribunales de la Nación que datan, algunas de ellas, del año 2005. 2)  las sociedades son la alianza de dos o más personas para emprender una actividad comercial, de explotación, proveer servicios, producir. No pueden ser una “pantalla jurídica” de alguien que se esconde detrás, en este caso Lewis

La IGJ denuncia que ni Lewis ni sus hijos estuvieron nunca en ninguna reunión de directorio ni firmaron ninguna resolución y tampoco se quejaron porque las sucesivas sociedades siempre tuvieron pérdidas y si en 20 años hubo pérdidas se denota que disimula otra cosa.

La propiedad cuestionada cuenta con una pista de aterrizaje ilegal,  hipódromo, una pista de equitación, un kartódromo profesional, canchas de tenis y de paddle, un gimnasio y una masión de 1200 metros cuadrados frente al Lago Escondido. 

La resolución incluye un largo análisis de los fallos sobre el acceso a Lago Escondido y el incumplimiento de la compañía de Lewis, un conflicto que no se menciona en ninguna de las actas de directorio de las sucesivas sociedades. En la contabilidad de Hidden Lake se visualiza lo que se llama «un enorme pasivo laboral», es decir mucha gente contratada que no tiene actividad comercial. Se deduce que es una especie de pequeño ejército privado para cuidar la zona.

Sobre la base de estas irregularidades, la IGJ se presentó a la Justicia comercial de la Ciudad de Buenos Aires, pidió la intervención inmediata de Hidden Lake, la nulidad de la sociedad, la liquidación de los bienes y la incorporación de esos bienes al Estado. La sede de la empresa  es un estudio de abogados de Avenida del Libertador al 600, «a 1600 kilómetros del espejo de agua que permanece inaccesible». De allí la presentación en CABA.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DENUNCIAN PRESENCIA DE ASBESTO EN LOS TALLERES DEL SUBTE PRÓXIMO A DOS COLEGIOS

Caballito Te Quiero

ESTE FIN DE SEMANA PERMANECERÁ CERRADA LA LÍNEA A

Caballito Te Quiero

LA NOCHE DE LOS MUSEOS EN CABALLITO

Caballito Te Quiero

Celebramos y recordamos el 21 de junio como el Día de la Confraternidad Antártica

El Adan

MARTÍN LUSTEAU VISITÓ EL BARRIO DE CABALLITO

Caballito Te Quiero

Dengue: la ciudad está cerca de una epidemia

El Adan